sábado, 27 de marzo de 2010

Autor del mes: Martin Seligman

Martin Seligman, recibió su licenciatura, la Universidad de Princeton, Summa Cum Laude (Filosofía), en 1964 y su doctorado en la Universidad de Pennsylvania (Psicología), en 1967.

Su investigación sobre la impotencia, la depresión, el optimismo y el pesimismo, ha estado en la vanguardia de la psicología positiva. En la actualidad es profesor de Psicología de liderazgo de Fox en el Departamento de Psicología de la Universidad de Pennsylvania.

martes, 23 de marzo de 2010

¿Por qué y para qué ser felices?

Desde que comencé a colaborar con este blog nos hemos centrado en diferentes aspectos que nos hacen mejorar nuestro bienestar personal y que potencian nuestra felicidad. Hemos hablado del optimismo como forma de reaccionar ante los acontecimientos vitales, seguimos profundizando en las experiencias del disfrute, como elemento sustancial que nos adorna los diferentes momentos del día a día y por últimos valoramos la importancia de aprender a vivir experiencias óptimas.

Disfrutar de las pequeñas cosas (I)

Desde hace unos años he dedicado mucho tiempo a conocer que es lo que hace que unas personas sean más felices que otras, aunque las primeras hayan pasado incluso por situaciones traumáticas a lo largo de su vida. Esas personas que nos hacen cuestionarnos nuestra propia existencia ya que en definitiva tienen una sonrisa y una buena respuesta para cada situación por muy mala que sea esta.
Lo curioso del estudio de la felicidad o del bienestar psicológico es que parece ser que por motivos de la herencia solo podemos explicar el 50% de la felicidad total que sentimos, es decir, puede que nuestros padres nos hayan hecho más felices que otros, pero queda por explicar el otro 50% que conforma toda nuestro potencial para la felicidad.

sábado, 20 de marzo de 2010

El valor del optimismo

Desde que me plantearon la posibilidad de poder participar en este blog aportando una visión psicológica para plantearnos una opción de vida aún estando parados, he estado dándole vueltas a las posibles ideas a transmitir, para que pudieran servirnos de ayuda ante una situación de desempleo.
Para comenzar me gustaría mencionar que el trabajo influye en nuestro bienestar psicológico, siempre y cuando nos afecte a la entrada efectiva de ingresos, es decir, que no nos permitan desarrollar una vida económicamente aceptable. Pero ¿qué entendemos por una vida económicamente aceptable?, podríamos decir que si de momento tenemos la opción de poder tener un acceso a internet, además de tener nuestras

jueves, 18 de marzo de 2010

El valor de las experiencias óptimas.

En estos días en los que he estado revisando diferentes biografías sobre el tema que comenzamos la semana pasada, acerca de disfrutar de las pequeñas cosas, he dedicado algunos momentos de mi ajetreado día a intentar pensar en las características que tiene el disfrute, sin darme cuenta que ese estrés cotidiano es lo que me impedía disfrutar de la tarea que intentaba realizar, es decir, plantear de manera clara los factores que potencian ese disfrute. Me di cuenta inmediatamente que había caído en la trampa,