domingo, 5 de septiembre de 2010

La Salud: Más que un Conjunto de Síntomas.

Esta vez os traigo a este espacio un tema en el que estoy profundizando y que me genera multitud de interrogantes y reflexiones personales. Quien conoce Positiva Hoy habrá observado que apostamos por un estilo de vida basado en el Bienestar Personal, creemos y así lo manifestamos, que el ser humano, la persona, puede ser feliz. He comentado en diferentes ocasiones que la Felicidad se puede conseguir, pero que conlleva una lucha personal diaria, en la que solo nosotros somos los artífices de la misma.
Pero ¿qué sucede cuando miramos a la enfermedad a los ojos?. Esta misma mañana una paciente me comentaba acerca de su vida, que tras las sesiones de terapia había conseguido aumentar su bienestar personal y era feliz, pero que había sucedido algo en su vida en la última semana que estaba haciendo peligrar su felicidad, ya que al ir a realizarse una mamografía rutinaria, esta no había salido bien del todo. Es verdad que nosotros somos los que tenemos que luchar y pensar que la vida es más que estar enfermos, va más allá, pero es tan difícil de asumir.

¿Quien no se asusta cuando nuestro médico de familia; curioso ¿no? médico de familia al que apenas conocemos, y que están desbordados de trabajo, una cita cada siete minutos o menos; nos dice que esa analítica no ha salido bien?.

En la salud influyen tantas variables, y en ocasiones pensamos que sólo siendo buenos profesionales en nuestra materia, solo así, seremos capaces de afrontar la cura de una dolencia en cuestión.

Pero en el afán de profundizar en los problemas de salud, olvidamos que el mismo tiene nombre y apellidos, y no se llama diabetes o cancer, sino: Antonio, Ángeles, Juan, etc. Es decir, que la relación es con una persona, con una familia, con emociones, creencias, y teorías sobre lo que le está pasando.

Olvidamos por completo que hasta el momento que esa persona entró en la consulta era una persona feliz, y ahora ¿qué? se estará preguntando, mientras el médico traslada una información que en multitud de ocasiones es initeligible, y actuá de manera programada, mientras se lo está comentando.

Por otro lado, el Sistema devora los servicios socio-sanitarios cada vez más devastados por la crisis, lo que genera insatisfacción, tanto en los profesionales de la salud pública, como en los pacientes, en general en las personas que conforman esta relación compleja que es el mundo de la salud física y mental, y así cada vez se deshumaniza un poco más el sistema.

Ese sistema enfocado a encontrar el Estado del Bienestar, donde el individuo queda al margen y nos centramos en medidas puramente económicas marcadas por el PIB, y que se olvidan de las personas.

Debajo de todo esto surge como por arte de magia ese Altruismo innato que nos mueve a actuar, a ayudar a los demás, los médicos, los psicólogos, los enfermeros, los voluntarios, los cuidadores familiares, etc; que se vuelcan en su trabajo ante situaciones críticas.

Esa moral innata contrasta con la ausencia de protocolos teóricamente y vigentes que enriquezcan, humanicen, recurriendo a las ciencias cognitivas y disciplinares y arranquen de su aislamiento a los pacientes desconcertado (Punset, 2010).

El ser humano es más que un conjunto de células, es más que un abuelo que vive en una residencia socio-sanitaria, es más que un número o una cita. Es un mundo de personas que interrelacionan, con necesidades y metas, ilusiones y fracasos, etc.

Y si a todo esto le sumamos que tanto el optimismo, el bienestar personal, la autoestima, nuestra forma de pensar y afrontar los problemas, la presencia de los otros, las emociones propias y las de nuestro entorno influyen directamente sobre nuestra salud, sobre nuestro sistema inmune y si todo está en armonía, como quien interpreta una sinfonía de Mozart, aumentan nuestra esperanza de vida.

Por lo tanto deberemos de humanizar más la salud, ya que está en ello nuestro bienestar personal, nuestra recuperación y la de nuestro entorno. Actualmente en Tenerife se ha creado el instituto Humanización de la Salud, que ha puesto en marcha su postgrado de Humanización de la salud, y han tenido a bien responsabilizarme de la coordinación educativa del mismo.

El Postgrado está dirigido a profesionales de la salud, y personas que se dedican al cuidado de personas que se encuentran en situación delicada de salud, el objetivo del mismo es que las personas que pasan por situaciones complejas de salud consigan esa armonía de la que hablábamos anteriormente.

Para más información os remito a:
http://www.cettenerife.org/humanizacion_de_la_salud.html
Teléfono: 922 252 540


Jose J. Rivero
Psicólogo
Experto en Formación
Terapeuta familiar en el COF2000.

*Imagen tomada de: http://www.google.es/imgres?imgurl=http://www.compras20.com/wp-content/uploads/2008/03/feliz.jpg&imgrefurl=http://www.compras20.com/salud-como-principal-ingrediente-de-la-felicidad/&usg=__dauMg567oqes-cOGoSj-Viztb9Y=&h=442&w=600&sz=47&hl=es&start=63&zoom=1&tbnid=uJQ-zWZyY_WC3M:&tbnh=119&tbnw=161&prev=/images%3Fq%3DSalud%2Bfelicidad%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN%26rlz%3D1T4ADFA_esES369ES370%26biw%3D1003%26bih%3D565%26tbs%3Disch:1&um=1&itbs=1&iact=rc&dur=377&ei=DCWETJLbKMiOjAesnITnCA&oei=1CSETInMKNq5jAeA44CPCA&esq=5&page=5&ndsp=15&ved=1t:429,r:3,s:63&tx=54&ty=57

No hay comentarios:

Publicar un comentario