viernes, 8 de octubre de 2010

La Convivencia: El Arte de Ser Humanos.

Estimados amigo hoy me uno a muchos bloggeros que hemos decidido escribir sobre un tema en común a propuesta de Pensamientos JFS y Artecar24.com. La idea es que cientos de bloggeros compartamos un tema en común. Este año el tema es la convivencia.
Antes de nada comentaros que hablar de convivencia nos lleva a pensar en la importancia que tienen las relaciones sociales o interpersonales en las personas, en cierto sentido podemos decir, que las relaciones sociales nos hacen realmente humanos.

A nivel neurológico podemos afirmar que nuestros circuitos neuronales están organizado para favorecer
la relaciones con los demás, estos sistemas formados por los complejos circuitos conformados por la neuronas espejos, y las múltiples funciones que se les han demostrado. Siempre hemos pensado que la empatía es una conducta compleja, que funcionaba en nosotros por consenso social, sin embargo parece que nuestras neuronas están preparadas para responder y potenciar en nosotros las conductas empáticas, de la misma manera, parece que nuestros circuitos neuronales responden ante la estimulación de los demás, es decir, se adecuan para interactuar con los demás, y que esas interacciones sean óptimas, adecuando nuestras respuestas emocionales a  la de las personas con las que interactuamos.

Por lo tanto, toda nuestra cultura se ha formado entorno a las relaciones con los demás, somos seres que estamos preparados para vivir en la colectividad, nos emparejamos pocas veces, llegamos en muchas ocasiones a ser monógamos, al mismo tiempo, nuestras crías y su largo periodo evolutivo hacen que nos agrupemos en familias, con lo que mantenemos y reforzamos nuevas relaciones que se basan en la convivencia. Eso ha llevado a que todos nuestros sistemas complejos se hayan conformado en torno a la convivencia y  al fomento de la búsqueda de nuevas relaciones, nuestros sistemas de creencias, nuestros valores, se han organizado adecuándose a un máxima, favorecer las relaciones interpersonales, las que nos diferencian de los demás animales gregarios. Solo algunas especies de hominidos comparten estas peculiaridades, pero parece que en función de la evolución cerebral de la especie, nuestro sistema nervioso se  especializa a un más para fomentar la convivencia entre iguales.

Pero la convivencia en si es un arte, un arte en el que se necesitan destrezas y estrategias para generar nuevas amistades, para fomentar la búsqueda de pareja, etc, y de la misma manera mantenerlas a lo largo del tiempo.
Antropológicamente somos seres que convivimos en manadas, cazábamos juntos, vivíamos juntos y nos reunimos en función de diferentes grupos. Pero en función de el ser humano ha ido evolucionando y a generado nuevas fórmulas de agrupamientos humanos como las ciudades, los pueblos, las regiones, etc, eso ha hecho que la convivencia se vuelva más y más compleja.

Por ello debemos de ser expertos en generar nuevas relaciones de convivencia, pero al mismo tiempo requiere de mucho tiempo y energía para el sostenimiento de las mismas, por esta misma razón la convivencia debe de ser importante en nuestras vidas, ya que se ha demostrado que todas las conductas o acciones de los seres vivos están encaminadas al ahorro del energía y al tiempo, lo que hace que las conductas en las que dedicamos mucha energía son fundamentales para la especie que las realiza.

Pero además, la adquisición de un lenguaje tan complejo como el que tenemos, potencian esta convivencia, el lenguaje lo utilizamos para formar nuevas relaciones, es una herramienta fundamental, pero en general toda la comunicación, nos comunicamos por una razón concreta, relacionarnos, y así compartir nuestros pensamientos, nuestras ideas, nuestras emociones y de esa manera mantener y formar nuevos grupos sociales con el que fomentar la convivencia. 

Las destrezas comunicativas nos ayudan a potenciar nuevas relaciones, en función de que tengamos más destrezas comunicativas, la convivencia será más sana, por ejemplo, si potenciamos en nosotros la escucha activa, podremos escuchar a los demás, y fomentar en los demás la respuesta de sentirse escuchados y entendidos, de la misma manera que si entrenamos nuestra inteligencia emocional, podremos gestionar de manera más adecuada nuestras emociones lo que hará que nuestras relaciones con los demás ganen en salud.
Las emociones juegan un papel crucial en nuestra vida, y sobretodo en la convivencia, muchas veces sentimos  miedo y lo expresamos, sentimos amor y lo expresamos igualmente, o sentimos dolor ante una situación determinada, y quizás la otra persona no está en nuestra misma onda emocional, lo que hará que la convivencia se vea afectada por esta razón. 

Por eso es importante conocer nuestras emociones, y reconocer en los demás sus mensajes emocionales, ya que estos influyen de manera importante en nuestras relaciones, ya que adecuaremos nuestra relación a cada situación y al momento por el que la persona esté atravesando. En definitiva, el ser humano es complejo, dominado por múltiples creencias, ciertas y erróneas, con diferentes valores y cada uno con su historia de aprendizajes personales, lo que dificultan la convivencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario