sábado, 9 de febrero de 2013

Comienza el cambio, Empoderate del tiempo.


Esta semana vamos a dedicar este artículo a encontrar alguna herramienta que nos ayude a ir consiguiendo aumentar unas competencias para la vida, que hacen que poco a poco iniciemos ese cambio del que hablábamos la semana pasada.

Recuerda que el cambio es inherente a todos, y que en función que nos planteamos y nos damos cuenta de que tenemos que afrontar un cambio en nuestras vidas, ya hemos comenzado el camino, ese como comentábamos la semana pasada es el comienzo del mismo.

Posteriormente, hemos de encontrar esa fuerza que nos ayude a cambiar, esa fuerza que descubrimos dentro de nosotros mismos, el cambio no puede ser ocasionado por un motivo externo, no debemos de plantearnos cambiar por otra persona, o por querer conseguir una meta externa; el único motivo, la única fuerza que debe de motivar el cambio está en nosotros, y debemos de ser tan importantes para nosotros como para  comenzar ese camino.

Lo ideal en ese momento es centrarnos en nuestra vida, atenazada por el corsé del tiempo, ese tiempo que cada vez domina más en nuestras vidas, no tenemos tiempo para nada, nos centramos tanto en conseguir cosas externas a nosotros, nos volcamos tanto en el éxito, en tapar nuestros miedos, en ocultar nuestras culpas que al final no tenemos tiempo para nada.

Permanentemente sentimos la presión del tiempo, lo que en cierta medida contribuye a aumentar nuestras emociones negativas, llámense tristeza, miedo, etc. Cada día nos volcamos en mantener nuestro empleo, en buscar fórmulas para llegar a fin de mes, dedicamos más y más tiempo, sin darnos cuenta del coste emocional que ello lleva aparejado.

En general, la respuesta que solemos dar es que estamos ocupados, ocupados para salir con los amigos o amigas, ocupados para hacer deporte, ocupados para… suele ser la respuesta mecánica. Por esta razón no logramos disfrutar de toda la felicidad potencial que nos rodea, ya que cada tarea que hacemos lleva junto a ella un potencial de felicidad que no hemos encontrado, el trabajo, el disfrutar de un paisaje, el estar con nuestros amigos, con nuestra pareja o con nuestros hijos e hijas.

¿Qué podemos hacer para disfrutar, dentro de esta carrera desenfrenada que llevamos?

La respuesta tiene una parte buena y otra mala, pero recuerden qué no hay soluciones mágicas.

Tenemos que simplificar nuestra vida, bajar un poco el ritmo, sin embargo la buena noticia es que simplificar nuestra vida, hacer menos en vez de más, no significa que tengamos que simplificar nuestro éxito. Ya que nuestro éxito como personas está relacionado directamente con nuestro bienestar, con nuestra salud emocional, con nuestra motivación y nuestros objetivos de cambio personal.

Por esa razón la primera tarea que tenemos que hacer es ver en qué actividad, siento que estoy sacrificando mi felicidad por las presiones del tiempo, y señalar una a una, me daré cuenta que hago demasiadas cosas que no tienen sentido. Es como el fumador, cuando le preguntas que cigarrillo es más apetecible, comienza a darse cuenta que solo unos pocos saciarían su adicción, que los demás son producto de su hábito.
En segundo lugar os planteo que escojáis un día de la semana y una actividad concreta de ese día donde potenciaremos la vivencialidad de dicha actividad.

Por ejemplo, podríamos preguntarte desde cuando no disfrutas de una buena comida, y eso no significa, una comida copiosa, sino disfrutando de ese ritual que nos genera satisfacción de poner la mesa, un buen vino si nos gusta, etc.

Lo mismo sucede con otra actividad por ejemplo el tomar una ducha en forma, etc.
La actividad que os propongo, es que en ese día y con la actividad o rutina escogida, vamos a evitar el factor tiempo, no nos fijaremos en él. Disfrutaremos de esa comida o de esa ducha sin prisas, evitando pensar en lo que nos queda por hacer.

Veremos que nuestros niveles de bienestar se incrementan gradualmente semana a semana.


Jose J. Rivero
Psicólogo
Coach Personal
Experto en Mediación y Gestión del Conflicto.
Miembro de la Sociedad Española de Psicología Positiva.

Imagen tomada de http://img.ibtimes.com/spanish/data/images/full/2012/11/22/24904-medici-n-de-bienestar-refiere-al-47-3-de-los-mexicanos-en-es.jpg


Veremos que nuestros niveles de bienestar se incrementan gradualmente semana a semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario