martes, 26 de julio de 2016

MI UNIVERSO SENSORIAL

En muchas ocasiones cuando visito a mi madre en su casa, esa donde me crié, recuerdo en muchos momentos, cuando entro en su habitación o en la cocina, esas múltiples sensaciones que me hacen dar un salto al pasado. Recuerdo las fragancias y olores característicos, nunca olvidaré ese olor a frescor de las toallas recién puestas, ni esa sensación que revivo cada vez que entro en la cocina y revivo el olor de su comida.

Como ves evocamos momentos donde recordamos y disfrutamos de los aromas y sabores que ya han pasado en nuestra vida. Esas experiencias sensoriales que nos traen a la mente ese plato tan especial que tomabas en casa, junto a todos esos matices de fragancias distintas que no están presentes y que revivimos de nuestro pasado. Esos momentos son importantes ya que nos revitalizan y nos hacen ganar felicidad rememorada a través de lo que conocemos por el saboreo del pasado. 

Bajo ese mismo razonamiento ¿Te habrás fijado en las múltiples sensaciones que recoge tu cuerpo? ¿Quizás en este momento te estarás dando cuenta que quizás no le prestas la atención necesaria ya que tu cabeza siempre está a mil, con tareas y tareas por realizar? 

Quizás habrás caído en la cuenta de que no le permites a tu cuerpo que desarrolle la capacidad de sentir, es decir, percibir. Pareciese que tu cuerpo estuviese aletargado o bloqueado, pareciese que los hubieses abandonado en ocasiones. 

Si te sucede esto, debes de tomar la determinación de desbloquearte y dandote la oportunidad de salir de ese mundo donde el estrés y las múltiples responsabilidades te han trasladado, lo denominaremos el mundo virtual, es como si de un matrix personal se tratase, donde los auténticos reyes son los pensamientos contaminantes, nuestras preocupaciones y esas ideas negativas. Unas setenta mil como te comentaba en otro articulo hace unos meses, si seguimos a Russ Harris, de esos el setenta por ciento de los mismo son negativos o nos cuestionan. Saca cuentas y verás en que mundo te encuentras atrapado. 

Te recomiendo, por tanto que pongas en marcha tus sentidos, pero para ello deberás hacerle ver lo importante de la satisfacción y el bienestar debido a que te aporta el poder darte cuenta de esas sensaciones gratificantes con las que no contabas. Pero es más, debes de percatarte de que esos sentidos te aportan en ocasiones dolor, cansancio, tensión, o sensaciones no del todo gratas. El percibirlas te permitirá conocer su existencia y gestionarlas con estrategias que reduzcan su malestar. En principio esa es la misión de dichas sensaciones, así que no debes de sentirte mal por ello. 

Es curioso observar que cuando conectas con tu mundo exterior o interior y aprendes incluso a leer tu cuerpo a través de las sensaciones que te llegan, parece que en ese momento te llenas de energía positiva. 

Por lo tanto es fundamental que comiences a volver a disfrutar de un paseo por el campo, o del mar o tus ríos, o mejor de la montaña, es decir, de la belleza en general. Siente y huele la brisa fresca y salada del mar, impreganate de los olores de tu mundo, del campo o de tu ciudad, siente la arena en tus manos y la brisa en tu piel.

Coincidirás conmigo que debes de realizar un viaje de redescubrimiento de tus sentidos para que puedas redescubrirlos y así puedas percibir tu mundo de sensaciones y estímulos que se te permitirán conectar más profundamente con tu vida y ser más feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario